miércoles, 2 de mayo de 2012

LAS ESTACIONES DEL AÑO: CONSECUENCIA DEL MOVIMIENTO DE TRASLACIÓN



Durante su viaje alrededor del Sol la Tierra describe una elipse llamada órbita. 
El cambio de las estaciones a lo largo del año se produce porque el eje de rotación de la Tierra se encuentra inclinado respecto del plano de la órbita, y esto hace que los rayos del Sol incidan de forma diferente a lo largo del año en cada hemisferio. 
Debido a esta característica ,la Tierra pasa por cuatro momentos importantes durante su movimiento de traslación:

En el Solsticio de Verano, 21 ó 22 de junio, el Hemisferio Norte se inclina hacia el Sol. Los días son más largos que las noches y los rayos del Sol inciden de forma más perpendicular, al situarse el Sol en la vertical del Trópico de Cáncer, iniciándose en este hemisferio la estación más calurosa, el verano. Sin embargo en el Hemisferio Sur se produce la situación contraria, iniciándose entonces el invierno.

En el Equinocio de Otoño, 22 ó 23 de septiembre, los días y las noches tienen igual duración en todo el planeta, al situarse el Sol en la vertical del Ecuador, comenzando el otoño en el Hemisferio Norte y la primavera en el Sur.



En el Solsticio de Invierno, 22 ó 23 de diciembre, es el Hemisferio Norte el que tiene los días más cortos que las noches, a la vez que los rayos del Sol inciden de una forma más oblicua, al situarse el Sol en la vertical del Trópico de Capricornio, comenzando en este hemisferio la estación más fría, el invierno. En el Hemisferio Sur se produce la situación contraria, iniciándose entonces el verano.

En el Equinocio de Primavera, 20 ó 21 de marzo, los días y las noches tienen igual duración en todo el planeta, al situarse de nuevo el Sol en la vertical del Ecuador, comenzando la primavera en el Hemisferio Norte y el otoño en el Hemisferio Sur
frases hermosas