jueves, 23 de febrero de 2012

LA ISLA DEL HIERRO

El Hierro tiembla más de lo normal. La volcánica isla canaria ha experimentado una actividad sísmica fuera de lo normal en los últimos meses. Desde el pasado mes de julio se han contabilizado casi 8.000 seísmos, cuando lo habitual en la isla son diez o doce al año.
La realidad es que los volcanes de la isla canaria han vuelto a activarse 218 años después de su última erupción. El punto de partida para los investigadores y científicos tuvo lugar el pasado 19 de julio. Fue entonces cuando los sismógrafos del Instituto Geográfico Nacional empezaron a registrar una actividad sísmica de entidad en El Hierro, que ha llevado a los científicos a sopesar la posibilidad de una pronta erupción volcánica.
Estos temblores de tierra están provocados por la intrusión de magma a una profundidad que oscila entre los doce y los catorce kilómetros por debajo de la superficie de la isla.
Pero este fenómeno no es la única evidencia del despertar volcánico de El Hierro. También se ha registrado una pequeña elevación del terreno, de entre 20 y 25 milímetros, que es otro de los indicadores previos a una erupción. Un tercer factor, que aún no se ha manifestado, es el incremento de los niveles de dióxido de carbono, que por ahora se mantienen estables y están siendo supervisados en todo momento por los especialistas.
Esto ha creado una especial situación de intranquilidad y nerviosismo entre los 11.000 residentes de la isla, aunque las autoridades ha querido trasladar un  mensaje de tranquilidad , incitando a la población a que siga haciendo su vida rutinaria, aunque siempre prestando atención a las recomendaciones que se hagan por parte de los servicios de emergencias, como el tener a mano en el domicilio la documentación personal así como el teléfono móvil y una pequeña bolsa con ropa, consultar con frecuencia en los medios de comunicación los informes oficiales de actividad volcánica en la isla y llamar al 012 para recibir la información necesaria en caso de una posible evacuación.


La última erupción volcánica en España ocurrió en la isla canaria de La Palma, en 1971. Sucedió en el volcán de Teneguía, en la llamada «cumbre vieja». Antes de entrar en erupción se produjeron numerosos terremotos cuya intensidad fue progresivamente en aumento, lo que puso en alerta a los vecinos de Fuencaliente de La Palma, la localidad más próxima.No hubo víctimas. 

frases hermosas