domingo, 16 de enero de 2011

EL CÓLERA EN HAITÍ

Desde mediados de octubre pasado, después de nueve meses del terremoto, que devastó el país, y que causó 250.000 muertos y 1,5 millones de habitantes sin techo, Haití está sufriendo una epidemia que parece no tener fin: El cólera: una infección intestinal aguda provocada por la bacteria Vibrio cholerae  presente en las heces humanas, que presenta diarrea, fiebre, vómitos y deshidratación severa, y que causa una muerte muy rápida si no se trata.
El número de muertos no deja de aumentar. El Ministerio de Salud Pública y Población haitiano ha elevado a 3.790 la cifra de personas fallecidas en el país por esta epidemia que azota la nación, mientras que ha situado la cifra de infectados en más de 181.000. Así mismo, la portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Fadela Chaib, ha manifestado, en rueda de prensa ofrecida en Ginebra ,que "sin duda habrá muchos más casos de cólera en Haití".
Los hospitales de la zona están desbordados, y las organizaciones de ayuda y las autoridades haitianas trabajan para intentar evitar que se extienda a otras partes de Haití, entre ellas los campamentos donde se refugian miles de supervivientes del terremoto e incluso a la vecina Republica Dominicana.
Según las autoridades sanitarias esta epidemia de cólera fue probablemente desencadenada por la mala calidad del agua potable. Unicef cree que el brote puede estar relacionado con un río contaminado que se encuentra muy cerca de Artibonite. Unas 150.000 personas viven en las zonas afectadas a lo largo del río, según el organismo de la ONU. Esta región no resultó muy dañada por el seísmo, pero miles de personas que perdieron sus hogares se trasladaron allí, a campamentos o a casas de familiares. Sin embargo, algunos acusaron a la religión afro-haitiana de haber atraído el cólera con su brujería.
El aislamiento de los casos sospechosos, la promoción de la higiene mediante la educación y la distribución de jabón y productos higiénicos, así como la distribución de agua potable, son elementos clave para frenar la propagación del cólera", afirma la organización.
Las primeras buenas noticias sobre la epidemia coinciden con la designación del equipo que investigará los orígenes del cólera. La propia ONU ha decidido que sea el prestigioso científico mexicano Alejandro Cravioto, del Centro Internacional de Investigaciones de Enfermedades Diarreicas de Bangladesh, quien encabece el grupo.
frases hermosas